martes, 30 de octubre de 2012

Ojos que no ven...

Viñeta: Laverovalencia

... No, no lo ven. No lo hacen adrede, ni como escaqueo, simplemente que la suciedad, la limpieza y las  tareas de la casa no forman parte de sus prioridades. Yo pongo orden, tenemos un tablón de tareas pero no ven más allá. No es una cuestión de sexos, los hay muy hacendosos y las hay caóticas, pero en mi caso concreto mis ojos ven y mi corazón se resiente...

lunes, 29 de octubre de 2012

ASOCYL

Ilustración: Laverovalencia para ASOCYL 
(Asociación de sordociegos de Castilla y León)
Texto: Jessica Peña 

El corazón nos guía
Me pregunto qué pasaría si de repente pierdo el sentido del oído y de la vista. Cierro los ojos y me pongo unos tapones en los oídos para imaginármelo. Nada. La nada. En mi mente se confunde una sábana negra y el más profundo silencio. Pero hay vida. Mi corazón sigue latiendo y ello me impulsa a querer superarme a mí misma. Pongo mi mano en el pecho y siento los latidos. Rítmicos, fuertes. Como la esperanza y el saber que sí se puede seguir adelante con la ayuda de los demás y de mí misma. Y sobre todo, sabiendo que ese corazón continuará guiándome hasta el fin de mis días. 


miércoles, 3 de octubre de 2012

Con el agua al cuello

Ilustración: Laverovalencia
Texto: Jessica Peña

Con el agua al cuello

Ansiábamos la lluvia y llegó con ansia. Era lo menos parecido a lo que deseábamos. Agua, horror, miedo…  Arribó con fuerza, con ganas y, sin que pudiéramos hacer nada para remediarlo, entró en nuestras casas y se lo llevó todo. Aún me estremezco cuando veo las imágenes en los periódicos y en los noticiarios televisivos, lodo y agua que amontonó los enseres de toda una vida… Y nadie pudo hacer nada para remediar la tragedia…
¿Nadie? ¿Estábamos preparados para una tormenta así? Nuestros gobernantes tomaron todas las precauciones posibles? Si bien es cierto que una tromba de esas características no hay quien la pare, quizá en algunos municipios el terror hubiera sido menos si se hubiesen tomado las medidas de prevención suficientes. Preguntas sin respuesta que ahora nadie se ve capaz de contestar.

Jessica Peña